Imagen de portada: “El regreso del lobo” de Blanca Martí.

Probeta Mag ha tenido la oportunidad de conocer al diseñador gráfico catalán  Miquel Baidal durante el VI Congreso de Comunicación Social de la Ciencia celebrado en Córdoba en noviembre pasado. Coordinador de Illustraciencia, este premio internacional de ilustración científica, ha conseguido en cinco años divulgar a la sociedad la importancia de la ilustración científica, apoyando y premiando a sus artistas.  Organizado por la Asociación Catalana de Comunicación Científica (ACCC) y con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, la quinta edición de este premio ha recibido más de quinientas propuestas de ilustradores de más de 32 países, sobre todo de españoles, portugueses, colombianos y mexicanos.

¿Cuál fue tu punto de partida para crear Illustraciencia?

Realicé mis estudios en la escuela de arte La Massana, en Barcelona. Había una exposición con ilustraciones botánicas que hizo que me interesara por el campo de la ilustración. Pensé que todo el mundo debería conocer la ilustración científica y centré mi proyecto final en desarrollar las bases de lo que hoy es Illustraciencia. Esto me permitió conocer de primera mano a profesionales de la ilustración científica.

En las ilustraciones científicas se realiza una interpretación del mundo natural como modelo científico para su posterior estudio analítico.  La representación artística es de naturaleza subjetiva. ¿Cómo conviven los dos discursos en Illustraciencia?

Arte y ciencia forman parte del ADN de Illustraciencia. La ilustración científica no consiste en crear un dibujo estéticamente bonito ni artístico, el objetivo es transmitir información clara y precisa. El ilustrador debe estar en continuo diálogo con el investigador que es el profesional que conoce mejor que nadie la especie o el elemento que se va a dibujar.
El dibujo supone un vehículo de transmisión que se viene usando desde que nuestros antepasados más remotos decidieron dejar constancia de las especies con las que convivían en su ecosistema. Caballos, bisontes y mamuts quedaron retratados en las paredes de sus cuevas, en lo que se podría considerar como el origen de la ilustración científica. Desde entonces, ya sea en los tratados de Historia Natural de la Roma clásica o en las modernas guías ornitológicas, el dibujo ilustra en imágenes la complejidad de palabras técnicas y descripticas, cuando se habla de entomología, zoología o arqueología.


¿Cuáles son las fuentes de inspiración artística de los ilustradores científicos?

Cada artista tiene sus fuentes. Todos los que conozco tienen en común la pasión por la naturaleza y el interés por la ciencia.

La ilustración está creciendo como disciplina del arte contemporáneo. ¿Dónde se situaría la ilustración científica en el panorama actual?

"Diversidad de ojos" de Carles Puche

“Diversidad de ojos” de Carles Puche

La ilustración científica es una expresión artística a la que recurren profesionales de diferentes campos, como investigadores, divulgadores, periodistas o docentes para dar soporte y enriquecer textos científicos y facilitar su comprensión. De este modo los ciudadanos pueden comprender el contenido de los textos de manera más rápida y eficaz. Se puede realizar mediante diferentes técnicas, tanto manuales como digitales. Desde siempre ha existido una cooperación entre la ciencia y el arte.

El proyecto empezó en 2009 y en sus inicios el impacto que tenía era limitado. Con el paso de los años hemos ido creciendo y hemos acercado la ilustración científica a la sociedad, gracias a la colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). También hemos colaborado con varios museos de ciencia, como el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), CosmoCaixa y el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT). En la quinta edición del premio, hemos organizado una exposición itinerante con las 40 obras seleccionadas por el jurado profesional que se podrá visitar en Badajoz, Barcelona, Bellaterra, Girona, Las Palmas (México), Lisboa (Portugal), Madrid, Murcia, Salamanca y Valencia. Calculamos que será visitada por más de 25.000 personas hasta finales de enero.